Los biomateriales dentales son aquellos creados para estar en contacto con tejidos vivos durante un periodo de tiempo, por lo que son la base fundamental en tratamientos restauradores, protésicos y de varias especialidades.

El desarrollo de estos materiales dentales ha sido evolutivo, realizando nuevos avances en función de las propiedades físicas, químicas y del uso para el que están destinados, por lo que podemos agruparlos en cuatro tipos principales:

Metales
Son los más empleados para el diseño y fabricación de estructuras de metal, tanto para prótesis fijas como para prótesis removibles. Entre los biomateriales dentales más empleados destaca la amalgama dental, que sigue indicada en algunos procedimientos de odontología conservadora.

Polímeros
La resina acrílica es empleada como base para la fabricación de prótesis, mientras que los elastómeros (siliconas) se utilizan como material de sujeción, y los polisulfuros o los poliéteres tienen una importante aplicación como materiales de impresión.

Cerámicas
Incluyen a las cerámicas bioinertes, que se usan principalmente para confeccionar coronas de porcelana; así como a las cerámicas bioactivas, que se pueden emplear como sustitutos óseos.

Composites dentales
Suelen utilizarse tanto para reconstrucciones estéticas anteriores, como para empastes u obturaciones de dientes posteriores, que son trabajos que se ofrecen mucho en la odontología conservadora


Para mayores informes sobre materiales dentales y otros productos, comunícate con nuestros asesores para contar con una atención personalizada y profesional.